Caja de Herramientas

Ésta será la caja donde guardar tus escritos
 
ÍndiceCalendarioBuscarFAQMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 CRÓNICAS DE AMMONC

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
tarksh
Clavo
avatar

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 01/07/2008
Edad : 28

MensajeTema: CRÓNICAS DE AMMONC   Miér Jul 02, 2008 2:49 am

Hola gente! Llevo tiempo intentando escribir esta historia, esta vez, sí que pienso llegar al fin si todo va bien! Smile
ahí empieza mi futuro libro!!! Razz

_____________________________________________
C R Ó N I C A S D E A M M O N C
----------------------------------------------------------

1r capítulo.

Por fin se encontraban dentro de la ciudad de Breshadnel, y tanto Tarksh como Ertem tenían ganas de acomodarse en alguna posada para pasar la noche.

Buscaron alguna posada que estuviera cerca del puerto, ya que al día siguiente tenían que coger un barco para cruzar el mar. Pero también miraron de encontrar alguna que fuera de poca categoría, para no llamar la atención de la gente curiosa.

Tras entrar en la posada que habían escogido, se encontraron en un comedor algo pequeño y mugriento. Pero eso poco les importaba a ellos.

La mayoría de la gente que se encontraba en el salón no se fijó en la llegada de los dos viajeros, tal como y ellos querían. Pues los dos compañeros habían teniendo algunos problemas con las autoridades de la zona y ya les resultaría bastante difícil embarcarse al día siguiente sin tener ningún incidente.
sus capas de viaje, con la capucha puesta, hicieron que los pocos curiosos no llegasen a entrever mucho los detalles de sus rostros.
Pero había un tipo extraño que a Tarksh le llamó la atención. Parecía un mago a juzgar por su atuendo y la vara, que tenía apoyada al lado de la mesa donde estaba comiendo.
Por un momento, sus miradas se cruzaron y Tarksh sintió algo muy extraño en su interior. De un modo casi inconsciente, su sangre empezó a hervir con ansias asesinas, su cuerpo temblaba por la adrenalina y sus músculos se tensaron.

-¡Ya he alquilado las dos habitaciones para pasar la noche!- Dijo Ertem poniéndole la mano al hombro para llamar su atención.
Aún que no se había dado cuenta de que algo raro le pasaba a su compañero, la voz de Ertem hizo que Tarksh despertara, como si hubiera estado medio dormido, volviendo a ser consciente de su alrededor, aún que un poco desorientado.

-¡Vamos, será mejor que nos metamos lo antes posible en nuestras habitaciones para que nadie nos vea! - dijo Ertem para que Tarksh se moviera.

Antes de subir por las escaleras, Tarksh miró por última vez al mago, preguntándose a qué era debida aquella sensación que sintió al mirarlo por primera vez. Y se dio cuenta de que él también lo estaba mirando, y ponía la misma cara que seguramente él mismo ponía en aquellos momentos.

“Bueno, sea lo que sea, tengo cosas más importantes en las que pensar” Se dijo a sí mismo Tarksh, mientras subía al primer piso.

Al fin, llegaron a sus respectivas habitaciones y pronto se acostaron, esperando al nuevo día para poder seguir con su búsqueda.

Pero Tarksh no conseguía dormirse, tenía una inquietante sensación.

Cuando al fin logró dormirse, en sus sueños apareció una figura cubierta por una larga túnica morada. Le resultaba muy familiar... como si lo conociera desde hace tiempo...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
tarksh
Clavo
avatar

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 01/07/2008
Edad : 28

MensajeTema: Re: CRÓNICAS DE AMMONC   Miér Jul 02, 2008 4:21 pm

Tarksh se despertó de golpe. Estaba todo sudado, y no recordaba nada de lo que había soñado.
Se vistió con sus extraños ropajes, un chaleco de cota de malla, después una extraña prenda de material desconocido que parecía muy resistente y finalmente, para ocultar un poco aquellas protecciones, una capa que lo cubría por delante i por detrás, con aperturas laterales para los brazos. Luego termino con sus pantalones y las botas de cuero.

Nunca se desprendía de su ropa, que era la única que llevaba, ya que siempre estaba en algún que otro peligro y siempre necesitaba tener puesta su “armadura”.

Salió al pasillo para salir del edificio, necesitaba un poco de aire fresco.
Pero no le dio tiempo siquiera a cerrar la puerta cuando sintió unos pasos que subían desde la sala de abajo. Y sabía que quien estaba subiendo era el mago de antes... lo sabía.

Y no sabía que hacer, sabía que algo malo sucedería si se encontraban de nuevo, pero sentía demasiada curiosidad por saber quién era. Además esconderse no era su estilo, se habría sentido muy raro.

Al final, sin haberse decidido del todo, se encontró ante el mago, los dos se quedaron en silencio, y se miraron mutuamente...



Ertem se despertó sobresaltado, se oían muchos ruidos fuera de su habitación. Ruidos de golpes... Salió apresurado y se encontró con que Tarksh estaba luchando con un mago al que le parecía haber visto antes en el comedor.

Salían de los dedos del mago dardos luminosos que se desperdigaban por lodo el pasillo, y Tarksh, que estaba desarmado, solo podía intentar esquivarlos.

-¡Tarksh! ¡Qué está pasando?- exclamó Ertem.

Pero no obtuvo respuesta. Miró los ojos de su compañero y solo vio destellos rojizos, como si estuvieran ardiendo.

Ertem entró rápidamente en la habitación de su compañero y cogió el único equipaje que tenía, su lanza.
Era un arma muy grande, toda de metal. La desenvolvió de la tela en que la llevaba oculta
y se la pasó a su compañero.
Aún que Tarksh parecía no darse cuenta de la presencia de su amigo, cogió en un momento la lanza y siguió como si nada, ahora atacando con mucha más energía.

Ertem, se sentía desconcertado, y como su compañero no le estaba haciendo mucho caso a pesar de sus múltiples preguntas, decidió ir a recoger su propio equipaje, ya que después de semejante espectáculo tendrían que huir del lugar.


En aquellos momentos, Tarksh se encontraba en un estado casi de animal, sin tener consciencia de nada de su alrededor, lo último que recordaba era el presentimiento de que el mago lo iba a atacar, así que atacó él primero, para no dar oportunidad a su adversario. Aunque era bastante poderoso, sólo le quedaba hacer uso de su propio poder para contraatacar en condiciones, un poder que no estaba relacionado con los magos...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Luna
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 33
Fecha de inscripción : 01/07/2008
Edad : 28
Localización : ...Cada noche te observo desde el cielo y vigilo tu espalda...

MensajeTema: Re: CRÓNICAS DE AMMONC   Miér Jul 02, 2008 5:16 pm

De nuevo Tarksh haciendo de las suyas y utilizando su poder de manera instintiva, me gusta mucho, sigue así que aunque me la leyera antes con los cambios que has estado haciendo está muy bien y muy bien encaminada. Un beso

_________________
...La noche cubrió sus párpados para mecerla en el sueño más profundo de su vida...



http://silenciandomurmullos.blogspot.com
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://silenciandomurmullos.blogspot.com
tarksh
Clavo
avatar

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 01/07/2008
Edad : 28

MensajeTema: Re: CRÓNICAS DE AMMONC   Sáb Jul 12, 2008 2:28 pm

Tarksh tenía la habilidad de controlar el fuego a su antojo. Se había ganado el renombre de “domador de fuegos” y se oía hablar de él por todo el país. Pero siempre ocultaba su identidad... porque su pasado era muy oscuro.

Así que Tarksh, esquivando como podía otra andanada de dardos de luz, se lanzó de espaldas escaleras abajo. Su intención era llegar hasta el salón. Donde había un fuego de tierra.

Al fin, pudo ver al otro lado de la sala las llamas ardiendo. Extendió su brazo izquierdo hacia el fuego y luego, con un rápido movimiento apuntó hacia el mago, que había bajado las escaleras de un salto.

El fuego se arremolinó formando una bola y salió proyectado hacia su victima.

Al estallar, el fuego llenó toda la sala y las ventanas se rompieron, lanzando una lluvia de cristales hacia la calle.
Afortunadamente, las llamas se habían elevado hacia el techo, sin producir muchos daños a la agente del salón.

Pero a pesar de todo esto, el mago no había sufrido el efecto del fuego, y la lucha entre él y Tarksh siguió por toda la sala. Ahora el guerrero estaba aprovechando que el mago había tenido que protegerse para así acercarse lo suficiente y atacarlo con su lanza.

Al mago no le daba tiempo a conjurar su magia por los ataques del guerreo, pero estaba demostrando tener mucha habilidad a la hora de esquivar y bloquearle con su bara.

Todos los presentes en la sala estaban muy asustados, entre las nubes de humo, intentaban abrirse paso hacia la puerta de salida.

Tarksh lanzó un feroz grito y atacó con tanta fuerza, que a pesar de que el mago bloqueó su ataque, lo lanzó despedido hasta que se golpeó contra la pared. Antes de poderse recuperar, se encontró de nuevo con otra embestida, de tal magnitud, que la pared se partió y los dos aterrizaron en la calle dando tumbos.

Ahora, los dos se encontraban muy cerca el uno del otro. Tarksh estaba apunto de sacar una daga y apuñalar a su enemigo...

Taaarksh!!! - Gritó una voz que le pareció provenir de encima suyo.
Luego, sintió un fuerte golpe en su nuca, y luego, oscuridad...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: CRÓNICAS DE AMMONC   

Volver arriba Ir abajo
 
CRÓNICAS DE AMMONC
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caja de Herramientas :: Cajón personal :: Literatura Perdida-
Cambiar a: