Caja de Herramientas

Ésta será la caja donde guardar tus escritos
 
ÍndiceCalendarioBuscarFAQMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Aguas turbulentas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Blackmoon
Clavo


Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 19/01/2009

MensajeTema: Aguas turbulentas   Lun Ene 19, 2009 6:56 pm

Ignoro cuánto tiempo hace que estoy aquí. No sé cuándo el sol decidió olvidarse de mí y no querer formar parte de mi vida, la noche es mi sino, la esperanza mi sufrimiento. En mi mundo el pasado es confunso, casi como un susurro ya olvidado y el futuro carece de importancia. Sobrevivir es lo único que importa en esta vida, el cómo y el por qué son insignificantes. Comienzo a pensarque soy un mero despojo de la sociedad, no soy persona sino objeto, una simple títere para poder obtener bienes... no puedo elegir, eligen por mí.
Vivo en un agujero que entristecería y ensuciaría el alma más limpia y pura. El odio y la ira son mi pan de cada día, sin ellos estaría perdida... aunque me he convertido en un espectro de lo que una vez fui, de lo que una vez tuve. Y, ahora, tumbada inconsciente en el suelo comienza mi desagradable historia:

Nací en un pequeño pueblo muy alejado de la ciudad llamado Cachbhelt. Recuerdo que muy pocas personas sabían de su existencia, tendría como mucho 62 habitantes y la mayoría nunca salían de la aldea. Éramos un pueblo trabajador, y sobrevivíamos por lo que se cosechaba y se cazaba en el bosque. Mi familia nunca se sintió feliz conmigo, fui su única hija ya que mi madre murió en el acto y mi padre no volvió a casarse ni a juntarse con otra mujer. Así que, desde mi nacimiento hasta los 15 años mi padre me crió con furia, dureza y culpa. A pesar de todo yo era feliz, no me faltaba de nada, tenía padre y amigos con los que correteaba y jugaba por doquier... pero lo que más me fascinaba era el atardecer. El gran sol se escondía dejando tras de sí un intenso alo de fuego y colores anaranjados y rosados... ese increíble titán tan poderoso, tan amenazador pero tan hermoso en el fondo... me recordaba un poco a mi padre, así que tenía la esperanza de que algún día me llamaría por mi nombre <<Ireth>>y me abrazaría haciéndome sentir como ese cielo. Según me contaron, Ireth fue el nombre que me puso mi madre, significa alegre y positiva... como si con su último suspiro quisiera desearme todo lo bueno del mundo.
Con la llegada de mi décimo quinto cumpleaños los ancianos del pueblo se citaron con mi padre para la ceremonia de "Las mil flores" en ella se anunciaba la mayoría de edad de las chicas en la aldea. Todas las que nacieran en el mismo año que yo debían vestirse con unos vestidos finos y suaves como la seda de su madre y bailar una danza con flores en el pelo para aquellos que estaban solteros mientras lque la música sonara y la hoguera se marchitaba. Mi padre se negó en rotundo, al parecer le era demasiado doloroso soportar que aquella asesina de su gran amor llevase algo que le perteneciera a ella... pero, al final cedió ante el consejo, ya que sino se realizaba sería un mal augúrio para mi familia.
Tenía ilusión ponerme algo que mi madre me había legado, sentía como si ella estuviera conmigo y me protegiera. Las madres deben de ayudar a sus hijas a ponerse todo, tanto las flores como las sandalias etc... tuve que hacerlo con la ayuda de mi madre de leche Mildred. Ella no tenía ninguna hija, tenía 4 varones y el útlimo, Rashmed, nació semanas antes que yo.
Una vez vestida y a punto de llegar al punto de encuentro, pasé por delante de mi padre que estaba preparado para partir a algún lugar. No me dijo nada sólo me miró... parecía como si estuviera viendo un fantasma, aquella mirada... nunca había visto una con tantas emociones. Su mano temblaba, y así, sin decirme nada cogió su caballo y se fue.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackmoon
Clavo


Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 19/01/2009

MensajeTema: Re: Aguas turbulentas   Jue Mar 26, 2009 3:23 pm

No supe donde fue. No se lo pregunté. Era normal el que no quisiera verme bailar.No lloré. Fue mi culpa venir a este mundo, estoy viviendo cada día con el mayor de los lujos... soy una asesina... es normal que mi padre no quiera saber nada de mi. Debe de ser muy doloroso criar a una niña que se parece a su gran amor, y aún peor, si va vestida con el mayor de los descaros con sus ropajes con los que bailó para él y le enamoró...<< Lo siento mucho, padre>>Minutos antes de que la música comenzara a sonar me miré en el espejo... Me sentí feliz al ver reflejada a mi madre un poco en mí, no estaba sola, en lo único que podía pensar era en bailar y sentir la música... en no fallar y hacer un grandioso baile para honrar a mi tan destrozada familia... por ella... para que se sintiera orgullosa de mí...
Se oyó el delicado sonido de las notas. <<Ya es la hora>>
Todas las jóvenes recibieron un beso en la frente de su padre al salir de casa. La música nos recogía, como un delicioso encantamiento, hipnotizadas... bailando como duendes, como elfas alegres de estar vivas, de ser elegidas para aquel momento. Parecía como si toda la naturaleza celebraba tal reunión, el viento hacía danzar a los árboles, el pequeño riachuelo brillaba con más intensidad que nunca, las luciérnagas volaban alternándose como si nos imitasen... era mágico. Recuerdo que, lo único que yo quería era bailar y fundirme con ellos, no había nada más, sólo la música y yo.
Al llegar todos estaban alrededor del fuego, todo el pueblo estaba allí, nervioso y atento ante el baile. Los chicos u hombres casaderos llevaban un ramillete que debían darlo a la elegida a la vez que ella dejaba una pulsera hecha de flores y hojas secas, pulsera heredada y querida por todos los de la familia, allí se encontraba el linaje, allí se encontraba el amor de todos los antepasados y los propios sentimientos de los elegidos.
El más sabio de los ancianos comenzó el ritual y, nosotras, comenzamos el baile con más intensidad alrededor de la enorme hoguera a medida que la música aceleraba. Me sentía genial, no quería parar. Era como si el calor de la hoguera penetrara en cada rincón de mi cuerpo, sin quemarme, sin dañarme, pero tan intenso y agradable que no pensaba más que en sentir más.
Los muchachos no debían hablar, sólo tenían que mirarnos bailar sentados,buscando con la mirada y cara indiferente a alguna que les hiciera sentirse el hombre más afortunado... como lo fue mi padre... Cuando el hombre más sabio parase ellos se acercarían bailando a compás nuestro y mediante el baile seducirnos y convercernos para quedarnos con ellos. Las palabras sólo estropearían ese mágico sentimiento, Mildred siempre me decía que, los grandes sentimientos únicamente se transmiten en la noche, en la danza... en las caricias y miradas, la voz interior sale sin necesidad de hablar y puede hacer milagros.

Allí estaba, tan guapo como siempre...con esa mirada tan angelical y bondadosa. Era su tercer baile y no había encontrado a una mujer digna de él. Había estado bailando con Nhímone, hija de las mejores familias de la región a parte de ser una bellísima flor... pero, al final de la noche dijo que lo sentía pero que no podía. Un hombre misterioso... un buen hombre... a pesar de nuestra diferencia de edad, no tenía otro en la cabeza: el hermano mayor de Rashmed, Súrion.
Siempre había sido muy agradable comnigo cuando Rashmed me trataba mal, o me estiraba del pelo. Siempre. El que me hacía reír cuando lo necesitaba, el que estaba ahí cuando las cosas se torcían mucho... No como su hermano que nunca ha dejado de mirarme y tratarme mal sin decir lo siento... Rashmed nunca me decía nada... pero su mirada reflejaba odio, supongo que el compartir la madre nunca le ha sentado bien. Incluso, ahora, me mira de forma seria e intensa... La mirada de Súrion, siempre refleja cariño y espero que ese cariño sea por mí.

La hoguera iba desapareciendo, era el momento de comenzar. Los corazones se unirían esa noche y el mañana sólo será un recuerdo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Blackmoon
Clavo


Cantidad de envíos : 6
Fecha de inscripción : 19/01/2009

MensajeTema: Re: Aguas turbulentas   Vie Mar 27, 2009 1:18 pm

De la intensidad de las notas pasó a ser una melodía de lo más animada y juguetona. Las chicas bailaban y daban palmas para animar a los chicos a salir a escena. No quería perder la oportunidad de hacerle mío, era en lo único que pensaba. Si no fuera por él, porque él existe en este mundo, ya habría muerto mi corazón y las ganas de vivir hubieran desaparecido. Los hombres se pusieron de pie. No podía quitarle los ojos de encima, ni yo, ni unas cuantas que estaban emocionadas y hacían su baile cada vez más tosco y torpe, los nervios jugaban malas pasadas.
Nunca antes había visto tanta hermosura, pelo oscuro y un poco revuelto balanceándose un poco al son del viento, ojos verdes oscuros, y su piel blanca como el marfil... y tan lleno de bondad... tenía que ser élo ninguno.
Mi mirada se desplazó unos segundos hacia su hermano que le decía algo al oído sin perderme de vista, me ponía nerviosa la intensidad de su mirada... ¿qué le estará diciendo? Seguro que nada bueno. Desde siempre, Rashmed ha intentado separar cualquier contacto con Súrion... el odio hacia mi y su amor por su hermano, hacía que cada día fuera un infierno. Nunca me he sentido cómoda ante ese odio y esa mirada azul como el mar gélido... me da miedo.
En lo único que debía pensar era en que mi baile y mis sentimientos fueran uno, y que su intesidad no fuera comparable con nadie...<<Acércate, sé mío>> Los chicos comenzaron a bailar, entrelazándose con todas las chicas. El ambiente que se respiraba era el de alegría y diversión, aunque a medida que la hoguera se fundía y la música se intensificaba, los corazones y los instintos se sentían a flor de piel.
<<Estás bellísima, Ireth. Pareces un hada emergida desde el cristalino río.>> No pude hacer otra cosa que sonreir y bailar con él. Había captado su atención, se había acercado a mi oido y susurrado aquello... Mi corazón me dolía de tanta alegría, y aquellos ojos me derretían. <<Por favor, elígeme>>
Cuando la hoguera era lo suficientemente pequeña para no ver más que la persona que teníamos al lado, las familias que observaban se fueron a sus respectivas casas a recordar esos tiempos de seducción y amor, dejando a los jóvenes espacio para elegir y seguir bailando.
La tradición decía que, cuando las llamas se convirtieran en cenizas, los amantes debían de besar en la mejilla a su amada y coger su pulsera, mientras le daba una de las flores del ramo. Según el jefe de la aldea, era para que la luz del día siguiente nos iluminara y que el amor comenzara, descubriendo quién era aquella persona con la que viviríamos. Francamente, era una tontería porque siempre lo sabíamos, y más si la noche era estrellada y la luna llena nos contemplaba.
El sabio, antes de irse, dijo algo en una lengua olvidada por los humanos y recordada por los dioses. La hoguera se apagó, la oscuridad reinó alrededor sin poder ver nada, únicamente sombras por doquier. Alguien, y yo sabía quien, me cogió con dulzura la mano robándome la pulsera y poniéndome una flor. Si hubiera habido luz se hubiera visto mi cara roja, una lágrima por mi mejilla y una de las mejores sonrisas. Sentí su aliento y rsepiración subiendo por mi cuello en busca de mi mejilla, me besó en la comisura de los labios de manera accidental pero muy tierna y agradable. Sentí como si un amor oculto durante años por fin se liberaba, liberándome de mi esclavitud, liberándome de la tristeza.<<La cara oculta de la luna siempre llora porque no sé vé. No me rechaces, Ireth>>y se fue. Mi felicidad era tal que me quedé parada unos instantes, cogí su flor y la abracé. <<No lo haré, Súrion>> y comencé a llorar como un bebé.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Aguas turbulentas   

Volver arriba Ir abajo
 
Aguas turbulentas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Abriendose las aguas
» Intentando primeras aguas sedadas
» TOP A DOS AGUAS
» SERA MAS PELIGROSO PROSPECTAR EN LAS AGUAS QUE EN LAS SECAS?
» La Marina de Brasil: de Aguas Verdes o Azules?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Caja de Herramientas :: Cajón personal :: Literatura Perdida-
Cambiar a: